Vinga y su faro

Dejando la ciudad sueca de Gothenburg por mar la última cosa que se ve es la pequeña isla de Vinga, larga apenas 1000 metros y ancha 500 metros. Forma parte de un archipiélago de una treintena de islotes en el Mar del Norte y la distancia que la separa del puerto de Gothenburg, que se encuentra justo en frente, es tan solo de diez millas náuticas. El elemento que más de todo llama la atención y que carateriza la isla, es el faro que aquí surge con su particular forma de pirámide, cuyo origen parece ser estrechamente relacionado con el propio nacimiento de la isla. De hecho, no existe ningún documento o referencia que hable de Vinga sin hablar de su faro. Así que no se sabe si hubo una fragmentación natural que dio lugar a la isla o si fueron las obras de construcción del faro que la generaron. Incluso el nombre de la isla no es muy claro, porque ha ido cambiando a lo largo del tiempo, pero debería proceder con  el verbo danés “hvinge” que significa “hacer ruido”y también “girar”, algo que hace referencia al viento que golpea la isla.

El faro de Vinga
El faro de Vinga

En realidad, el peculiar faro que se admira actualmente es el tercero levantado en Vinga. El primero fue construido en 1841, en piedra gris y roja, para ayudar a los barcos que entraban al archipiélago rumbo a los puertos de la zona, y fue el primer faro con lentes focales de Suecia. Un segundo se edificó en 1854 para que se diferenciara del faro danés de Skagen, añadiendole la baliza de madera en forma de pirámide y pintada de color rojo que todavía se ha quedado. Finalmente, con la tercera etapa, en 1890, se levantó una torre más del doble de alto.

Vista de la isla
Vista de la isla

Desde los años ’70 el faro está automatizado y la “pirámide” actualmente alberga un museo sobre las formas de comunicación por señales. En la isla se ubica también la casa museo de Evert Taube, uno de los más importantes músicos y compositor suecos, cuyo padre era farero. En 2007 la Administración Marítima Sueca, propietaria del faro, quiso desactivarlo pero tuvo que cambiar de idea por la protesta de los habitantes de todo el archipiélago, que lo consideran un icono, un símbolo de la zona.

Visitantes en la isla
Visitantes en la isla

Los Gigantes de Mont’e Prama

Tal vez muchos conozcan uno de los símbolos de Cerdeña, los nuraghes, extraordinarias estructuras megalíticas de la Edad del Bronce, que han resistido al pasar del tiempo y han llegado hasta nuestros días, caraterizando todavía el territorio sardo con sus inconfondible fisionomía.

Menos conocido es el descubrimiento, ocurrido hace cuarenta años, de los “Gigantes” que una exposición, actualmente en curso en el Museo Arqueológico de Cagliari, está contribuyendo a dar a conocer al grande público.

Los Gigantes en el Museo Archeologico di Cagliari
Los Gigantes en el Museo Archeologico di Cagliari

Vamos a recorrer las etapas principales de este importante hallazgo: en el Marzo del 1974, en la localidad de Mont’e Prama, en el Oeste de Cerdeña, dos agricultores que preparaban el campo para la siembra, encontraron unos fragmentos de piedra calcárea, pero no le hicieron mucho caso, siendo algo que ocurría a menudo en la zona, cada vez que se removía la tierra con el aradro.  Así que, como siempre, los pusieron juntos a los restos que iban amontonando año tras año. Una mañana pero el propietario del campo, observando el cúmulo, notó una cabeza de piedra que asomaba desde los restos y pronto se dió cuenta de su significado arqueológico. Se avisaron las autoridades competentes y empezaron las excavaciones  del sitio. Entre 1975 y 1979 los arqueólogos sacaron a la luz hacia cinco mil fragmentos pertenecientes a grandiosas esculturas en arenisca, todas representantes figuras humanas en pie, de altura comprendida entre los 2 y los 2,5 metros. Años de trabajo han permitido la identificación de 24 figuras, además de 12 modelos de nuraghe y 13 bétiles.

Modelo de nuraghe
Modelo de nuraghe

Lamentablemente, el sitio a lo largo del tiempo ha sufrido muchas expoliaciones, inicialmente porque nadie se había dado cuenta de que las que emergían no eran simple piedras y fueron utilizadas como material de construcción. Es muy probable que algunas personas reconociesen el valor de los fragmentos y se los llevaron; por eso los estudiosos muchas veces han pedido que cualquier persona posea una de estas piezas, la entregue a la sobreintendencia.

Estatua de guerrero
Estatua de guerrero

¿Cual era il significado de estas esculturas? La mayoria de ellas (16) representa púgiles con guante armado y escudo curvo sujetado sobre la cabeza con un brazo; 5 representan arqueros con todo el armamento, el arco apoyado sobre el hombro y la mano derecha abierta en gesto de saludo o de rezo; 3 son guerreros con casco cornudo y coraza, escudo redondo en la mano izquierda y espada en la derecha. Las excavaciones han revelado que las esculturas estaban situadas en una necrópolis nurágica de sucesiva frecuentación púnica. La interpretación más aceptada es que los gigantes representen los antepasados de los difuntos, o héroes de las leyendas nurágicas, mientras que los modelos de nuraghes simbolizarían la identidad de la comunidad y los bétiles las construcciones llamadas “tumbas de los gigantes”, monumentos funerarios constituidos por sepulturas colectivas, que se encuentran en todo el territorio de la isla.

Estatua de púgile
Estatua de púgile

El elemento de los “gigantes de Mont’e Prama” que mayormente llama la atención son sin duda sus ojos, dos círculos concéntricos, que aportan a las estatuas una mirada magnética y severa a la vez, capaz de atraer al visitante y capturarlo completamente.

Detalle de los ojos
Detalle de los ojos

La historia de los gigantes todavía no ha terminado: a partir desde el año pasado se ha empezado de nuevo a escavar y los arqueologos están sacando a la luz nuevas esculturas, las últimas descubiertas el pasado mes de septiembre representarían dos sacerdotes y presentan una peculiaridad, calzan sandalias, mientras que las estatuas encontradas hasta ahora tienen todas los pies descalzos.

El hallazgo de las esculturas de Mont’e Prama tiene una importancia enorme no solo para la historia de Cerdeña, sino para todo el Mediterráneo, donde no hay nada similar; se trata de un descubrimiento único que está permitiendo reconstruir muchos aspectos de una cultura y de un pueblo que no ha dejado memoria escrita y que ha siempre sido envuelto por un halo de misterio. Actualmente se está planeando la construcción de un museo donde serán expuestas todas las esculturas en la ciudad de Cabras, a la que pertenece el sitio arqueológico.

Fuente: http://www.monteprama.it/                                                                 https://museoarcheocagliari.wordpress.com/category/monte-prama-2/

Imágenes: fotos pertenecientes a colección personal

500 visitas

Estamos orgullosos de haber alcanzado el número de 500 visitantes. Os doy la gracias a todas y todos los que nos leen desde diferentes partes del mundo, es siempre muy emocionante descubrir los  nuevos paises que entran en el blog. Esperemos que esto sea solo el principio y que nuestro blog siga interesando cada vez más.

Siamo felicissimi di aver raggiunto le prime 500 visite al nostro blog. Vorrei ringraziare tutti coloro che leggono e seguono il blog da tutto il mondo, per me è sempre emozionante scoprire ogni giorno da quale parte del mondo provengano i visitatori. Mi sembrava giusto scrivere questo post non solo in spagnolo, ma anche in italiano, la mia lingua madre. Grazie a tutti, spero che questo sia solo l’inizio e che il mio blog mantenga l’interesse suscitato.

El misterio de las Islas Flannan

Las islas Flannan hicieron de escenario a un misterioso suceso en el diciembre del 1900, un hecho que ha dado origen a leyendas y que nadie aun ha logrado explicar. Todo empezó el 7 diciembre del 1899 cuando fue encendido por primera vez el faro construido en Eilean Mor, la más grande de las siete islas Flannan, llamadas también Seven Hunters (Siete Cazadores), que forman parte del archipiélago de las Islas Hébridas, en Escocia. En realidad, se trata más de islotes que islas, siendo poco más que grandes rocas emergidas sobre el mar y que se encuentran a gran distancia de las Hébridas.

Las Islas Flannan en el mapa
Las Islas Flannan en el mapa

El nombre es debido al obispo irlandés Flannan que en el siglo VI se trasló a vivir de eremita en Eilean Mor, donde edificó una capilla, de la cual todavía quedan restos, y donde se quedó hasta la muerte. A lo largo de la historia, las Islas Flannan no fueron nunca habitadas, solo los pastores durante el verano llevaban allí sus ovejas para aprovechar de la riqueza de los pastos, pero nunca se quedaban por la noche. Espantosas leyendas contaban que las islas eran embrujadas por criaturas misteriosas y jamás alguien se habría atrevido a pasar la noche en aquellos lugares.

Los restos de la capilla del obispo Flannan y, en el fondo, el faro
Los restos de la capilla del obispo Flannan y, en el fondo, el faro

Tratandose de un trecho del Oceáno Atlántico muy agitado y sujeto a tormentas, con frecuentes nieblas, muchos fueron los naufragios que ocurrieron contra a las rocosas costas de las islas. Así que, en el 1895 se decidió construir un faro de 74 pies. Las obras pero tardaron más del previsto y el faro fue inaugurado solo cuatro años después. Y desde aquí reanudamos el hilo de nuestra historia.

Eilean Mor
Eilean Mor

Al cumplirse del primer año de actividad, en el faro trabajaban cuatro personas, todos hombres de mar expertos que turnaban: cada seis semanas uno de ellos descansaba y volvía a la tierra firme para dos semanas. El barco Hesperus cada quince días traía comida, periodicos y todo los que los guardianes necesitaban y al regreso transportaba uno de ellos a Escocia. El 6 Diciembre de 1900 el Hesperus zarpó de Eilean Mor con a bordo Joseph Moore, al quien tocaba el turno de descanso. Aquel día fue la última vez que los demás guardianos fueron vistos.

El 15 de Diciembre el barco Archer pasando cerca de la isla notó que el faro estaba apagado e informó la empresa responsable del servicio. Pero en los días siguentes las tormentas incesantes no permitieron que ninguna embarcaciones se acercara a averiguar lo que estaba pasando. El faro permanecía apagado. Por fin, el 26 de Diciembre el Hesperus pudo atracar con Joseph Moore. Pero pronto se dieron cuenta que algo había ocurrido, porque nadie se acercaba. El fareo llamó a sus compañeros, buscandoles en todo el faro. En la cocina había restos de comida consumida por mitad y una silla volcada, como si alguien se hubiera levantado de repente. La chimenea estaba apagada, el reloj parado. En el cuaderno de anotaciones la última información era fechada al 15 de Diciembre, cuando los guardianos cumpliron todas sus tareas y apagaron la luz del faro a las 9 de la mañana. Cualquier cosa pasó, tuvo lugar entre aquella hora y la tarde, cuando se notó que el faro estaba apagado.

El interior del faro
El interior del faro

Empezó una investigación para descubrir que hubiera ocurrido a los tres hombres, pero no se encontró ninguna pista, a excepción de un único impermeable colgado en las perchas: los otros dos no estaban, toda la ropa estaba en orden y la camas intactas. Una de las reglas vietaba expresamente que los guardianes salieran todos del faro sin que nadie se quedara. Se pensó que dos de los hombres bajaron al muelle para asegurar algo y fueron arrastrados por una ola anómala. El tercero habría oido los gritos de sus colegas y se habría precipitado a socorrerlos pero otra ola le reservó el mismo destino. En los 115 años que han pasado desde la extraña desaparición, se ha formulado toda clas de teorias, incluso hay quien piensa que uno de los fareros se volvió loco y mató a sus colegas y, arrepentiendose, se suicidó tirandose al mar. Desde entonces, supuestamente el faro adquirió mala fama pero siempre se encontraron personas dispuestas a trabajar en ello, hasta el 1971, cuando el faro fue automatizado.

El faro
Antigua foto del faro

Ay, though we hunted high and low
And hunted everywhere
Of the three men’s fate we found no trace
Of any kind in any place
But a door ajar and an untouched meal
And an overtoppled chair……

Sí, hemos buscado en alto y en bajo,

hemos buscado en cualquier sitio

del destino de los tres hombres no nemos encontrado rastro

de ningun tipo en ningun lugar

pero una puerta entornada y una comida intacta y una silla volcada…

“Flannan Isle” de Wilfrid Gibson (1912)

Fuente: http://www.duepassinelmistero.com/Flannan.htm

Poveglia entre historia y leyendas

Hablamos de una isla que actualmente se encuentra en un estado de total abandono pero que tuvo un pasado glorioso, desarrollando un papel importante en la historia de la república veneciana. Poveglia se encuentra en el sur de la Laguna de Venecia y está dividida en dos partes por el Canal Orfano. Su nombre deriva del latín Popilia, tal vez debido a la rica vegetación de álamos (populus en latín) que la ricubría en la edad antigua. Durante el siglo VI fue poblada por los habitantes de Padua y de Este que huyeron allí para escapar de la invasión longobarda. Desde entonces, el crecimiento de Poveglia fue constante, y su importancia tan grande que el doge de Venecia le concedió varios privilegios, como la exención fiscal, y la del remar en las galeas.

Vista de la isla.
Vista de la isla.

La decadencia de la isla coincidió con la Guerra de Chioggia, que entre el 1378 y el 1381 vió contrapuestas dos de las repúblicas marineras de aquella época: Génova y Venecia. Después de tres años de combates, los Venecianos lograron la victoria, pero padecieron muchas perdidas y daños: Poveglia, cuya población había sido completamente evacuada por orden de Venecia, fue ocupada por el almirante genovese Pietro Doria, que desde aquí bombardeó el monasterio de Santo Spirito. Al final de la guerra la isla quedó totalmente destruida y desde entonces no volvió nunca más a ser la misma. tNs02Tm

Los pocos habitantes supervivientes se dedicaron sobre todo a la actividad pesquera y constituieron una propia confradía. La Serenissima (nombre de la República de Venezia) intentó recuperarla, ofreciendola también a la Orden de la Camáldula, que pero rechazó, así que por un periodo la isla fue utilizada como varadero y lugar de almacenamiento de aparejos navales. Entre el siglo XVII y el siglo XVIII, empezó a ser utilizada con finalidades medico-sanitarias, convirtiendose incluso en un lazareto. En el 1793 y en el 1798 albergó las tripulaciones de dos barcos enfermas de peste y durante todo el siglo XIX fue una estación de cuarantena marítima. En el siglo XX, hasta el segundo posguerra en la isla fue creado un hospital psiquiátrico donde, a cuanto refieren las leyendas, el sadico director experimentó nuevas técnicas de cura en los pacientes, torturandolos con lobotomías y trepanaciones, hasta morir él mismo en circustancias misteriosas.

Interior del hospital psiquiatrico.
Interior del hospital psiquiatrico.

isola-di-poveglia-174271_w1000

Y esa no es la única leyenda sobre Poveglia. Su uso como lazareto ha impactado mucho la imaginación popular, que  cuenta de fantasmas de marineros muertos de peste así como de gente quemada viva en piras crematorias durante las epidemias. Poveglia es considerada por algunos una “isla maldita”, donde por la noche se escucharían los lamentos de los pacientes muertos en el hospital. La cosa más curiosa es que casi no hay rastro de estas historias buscando información en italiano, pero sí que hay muchas buscando en otros idiomas, sobre todo en inglés y español. Poveglia es apodada “ghost island” o “isla de los muertos” y se dice que en su suelo y en las aguas circunstantes queden todavía miles de huesos humanos. Lo que es cierto es que el ayuntamiento de Venezia está intentando recuperar la isla en diferents maneras, sin haberlo aún conseguido.

La Isla de los esclavos: Gorea

La Isla de Gorea se encuentra frente a la costa del Senegal, a tres kilómetros de Dakar, la capital del país. En el 1978 la UNESCO la ha insertado entre los Patrimonios de la Humanidad por las siguientes razones: “la isla representa un testimonio excepcional de una de las más grandes tragedias en la historia de la humanidad, el comercio de esclavos. Varios elementos de esta isla de la memoria – fortalezas, edificios, calles, plazas, etc. – cuentan, cada uno a su manera, la historia de Gorea que, a partir desde el s. XV hasta el s. XIX, fue el centro más grande del comercio de esclavos en la costa africana”.

Vista de Gorea
Vista de Gorea

Fueron los Portugueses en el 1444 a descubrir la isla y a nombrarla “isla de las palmas”, pero su nombre en idioma senegalés era Bir, que significa “vientre de mujer”. Inicialmente fue utilizada solo como puerto de atraque por los barcos portugueses durante sus viajes a la descubierta de Africa, hasta que en el 1536 fue construida la primera Casa de Esclavos, donde se encerraban, en celdas de apenas 2.60 x 2.60 metros, hasta 15 o 20 personas.

Ingreso de la Casa de esclavos.
Ingreso de la Casa de esclavos.

Los presos eran encadenados al cuello y a los brazos, como animales, y colocados espalda con espalda. Solo se les liberaba una vez al día para permitirle cumplir sus necesidades fisicas. No hace falta describir las condiciones higiénicas de este lugar, tan degradadas que muchos de los prisioneros murían antes que pudieran ser vendidos.

Boubacar Joseph Ndiaye, director del museo hasta el 2009, enseña las cadenas utilizadas.
Boubacar Joseph Ndiaye, director del museo hasta el 2009, enseña las cadenas utilizadas.

La Casa de Esclavos más grande pero fue edificada por los Holandeses, en el 1776, y en su interior  los prisioneros eran divididos por sexo y los niños eran arrancados de los brazos de las madres. Entre las mujeres, se separaban las muchachas de las demás porque eran consideradas más preciosas y podían ser vendidas a un precio mayor. Era muy frecuente que los mercaderes tuvieran relaciones sexuales con esas chicas, que, al quedarse embarazadas, eran puestas en libertad. Las mulatas que nacieron desde estas uniones eran llamadas signare, deformación de la palabra portuguesa senhora, y su papel en la sociedad puede ser comparado con el de los criollos en las colonias americanas.

Interior de una celda.
Interior de una celda.

Los hombres eran selecionados por su peso, su resistencia física y dentadura; los más delgados eran alimentados con una alubia local llamada niebe, para que ingordasen rapidamente. La venta se efectuaba encima de un balcón, donde los esclavos eran mostrados a los mercaderes europeos.

Escalera.
Escalera.

Gorea fue la base más importante de este comercio hasta el 1848. Millones de personas, provenientes de todas partes de Africa, pasaron por esa isla, antes de salir de ella como esclavos.

Para ser embarcados en los galeones hacia América, los presos atraversaban un estrecho passillo conocido como “el lugar de donde no se regresa”, al fondo del cual muchos intentaban escapar, tirandose al mar, pero nadie lograba la libertad, al ser tiroteados por los guardias o devorados por los tiburones, atraidos por la sangre de las heridas.

Nunca se sabrá exactamente cuantas personas perdieron la vida en estos largos viajes, se calcula que una persona cada cinco muría por las fatigas y las enfermedades. Durante tres siglos de esclavitud, se hundieron 2160 galeones y 600.000 personas murieron anegadas o por los tiburones. Casi 20 millones de africanos, hombres, mujeres y niños fueron secuestrados en sus aldeas y no volvieron a ver nunca más su patria. Los mayores responsables de este delito, vergüenza para la raza humana, fueron Portugueses, Españoles, Holandeses y Ingleses.

Escultura conmemorativa en la isla.
Escultura conmemorativa en la isla.

Actualmente la Isla de Gorea es un famoso destino turístico y la Maison de esclaves un museo visitado por millones de personas, simbolo de una trágica historia.

Barack Obama en la puerta del no regreso, durante su visita a Gorea en 2013.
Barack Obama en la puerta del no regreso, durante su visita a Gorea en 2013.

File, la isla del tiempo

La isla de File se encuentra cerca de Asuán, al sur de Egipto. Se trata de un sitio ecepcional, bien por las estructuras arquitectónicas que siguen el estilo antiguo egipcio, bien por haber conservado hasta la Edad cristiana su función de centro religioso pagano. Su nombre en lengua egipcia significa “isla del tiempo”.

Isla de File.
Isla de File.

La isla fue sede del culto a la diosa Isis a partir de la época del faraón Taharqua (690-664 a.C.), mantenendo su importancia en Edad Ptolemaica y Romana. Además de Isis, en la isla se veneraban también Arensnufi (divinidad meroítica), Imhotep (considerado el dios de la medicina y de la sabiduría), Hathor (correspondiente a la Afrodita griega) y Harendote (otro nombre del dios Horus, hijo de Osiris, que quiere decir “el vengador de su padre”).

Uno de los ingresos del templo de Isis.
Uno de los ingresos del templo de Isis.

Hacia el 100 d.C. se construyó el Quiosco de Trajano, nunca acabado, pórtico rectangular con catorce columnas, destinado a albergar la sacra barca de Isis, con la cual cada diez días se transportaba la estatua de la diosa a la cercana isla de Biga, donde según la religión egipcia estaba sepultado su esposo Osiris.

Quiosco de Trajano.
Quiosco de Trajano.
Representación de la sacra barca de Isis.
Representación de la sacra barca de Isis.

Con el Edicto de Teodosio (380 d.C.), que prohibía los cultos paganos, el santuario de File benefició de una concesión de 100 años más: aquí se celebró la última ceremonia sacra de la cultura egipcia clásica, aquí el templo de Isis fue decorado en el 394 d.C. con el último jeroglífico, aquí en el 452 d.C. fue historiada la última inscripción en lengua demótica.

Los últimos jeroglíficos, 394 d.C.
Los últimos jeroglíficos, 394 d.C.

Los templos cesaron su actividad durante la época del imperador Justiniano (siglo VI); en el 535 el obispo Teodoro convirtió el templo de Isis en una iglesia dedicada a San Esteban. Cerca de la explanada enfrente del templo de Isis se encuentra el Nilómetro, un edificio que a través de una escalinata graduada permitía medir el nivel de las aguas del río Nilo. Una estructura parecida estaba también en la isla Elefantina.

800px-David_Roberts_Temple_Island_Philae

En el 1969 se empezó a desmontar y trasladar  los templos de File a la cercana isla de Agilkia, para evitar que fuesen sumergidos por las aguas del lago Nasser embalsadas por la presa de Asuán. Todos los edificios fueron desmontados en 45.000 bloques y reconstruidos respectando su posición originaria. Esta grandiosa obra, patrocinada por la UNESCO, fue posible gracias a la decisiva participación de Italia.

Los monumentos forman parte del conjunto de Nubia y Asuán, declarado Patrimonio de la Humanidad en el 1979. La isla de File actualmente queda sumergida bajo el lago Nasser.

BIBLIOGRAFÍA

CORTESE, Valeria y GUIDOTTI Maria Cristina. Antico Egitto. Giunti Editore, 2002.

Spinalonga

La Isla de Spinalonga, en Grecia, originariamente formaba parte de Creta, hasta que, durante la colonización veneciana, en el siglo XVI,  fue separada de la costa.

Panorama de Spinalonga
Panorama de Spinalonga

La denominación de la isla en griego es Καλυδών (Kalydon), el nombre de Spinalonga se debe a los venecianos que entendieron mal la expresión griega στην Ελούντα (stin Elounta) usada para definir el lugar, convirtiendolo en Spinalonga (spina= espina y longa= larga en italiano de aquella época), mismo nombre de una isla cercana a Venecia (actualmente llamada Giudecca). La isla fue fortificada por los venecianos, que construyeron plazas fuertes en los lados norte y sur de la isla y en su parte más alta, sobre las ruinas de una antigua acrópolis. Gracias a estas obras militares, Spinalonga fue por mucho tiempo una fortaleza marina inexpugnable y una de las más importantes de todo el Mediterráneo.

Una parte de la fortaleza veneciana
Una parte de la fortaleza veneciana
Bastión de la fortaleza
Bastión de la fortaleza

El dominio veneciano perduró hasta el 1715, cuando Spinalonga fue el último baluarte a caer bajo el poder otomano. Los últimos habitantes turcos dejaron la isla en el 1903, fecha que representa el comienzo del periodo más triste para Spinalonga, su destino como leprosario.

Inicialmente llegaron aquí solo los enfermos de Creta, pero en los años siguentes fueron deportados a Spinalonga los leprosos de toda la Grecia. A pesar de la amarga situación de aislamiento en la cual los enfermos estaban obligados a vivir, a lo largo de los años las condiciones de vida en el leprosario, que se quedó activo hasta el 1957, mejoraron. En la isla fueron construidas estructuras sanitarias como dispensarios y, además, un hospital donde se ingresaban los enfermos más graves y donde cada semana un médico visitaba toda la población. Pero las mejoras no interesaron solo el aspecto estrictamente sanitario, si no también la vida social de los habitantes de Spinalonga, que dieron origen a una auténtica comunidad, desarrollando una vida el más posible similar a la normalidad: en la isla había un cine, una iglesia, incluso una escuela donde se enseñaba a los niños que a veces llegaban allí con las madres. El gobierno griego daba dinero a cada uno de los habitantes que podían así utilizarlo durante el mercado diario que se tenía en el muelle. Para muchos años, de hecho, la economía de los pueblos cercanos a Spinalonga se rigió gracias al leprosario.

Ruinas de una casa
Ruinas de una casa
Restos del leprosario
Restos del leprosario

Cuando, a mitad del Noveciento, el médico venezolano Jacinto Convit descubrió una vacuna contra la lepra, los leprosarios fueron gradualmente cerrados, incluido el de Spinalonga, que fue una de las últimas colonias funcionantes en Europa. El último habitante a dejar la isla fue un sacerdote en el 1962, para respectar la tradición de la iglesia ortodoxa griega, según la cual se debe recordar el funeral de una persona después de cinco años. Considerando que en el 1957 hubo el cierre del leprocomio, el sacerdote cumplió perfectamente su objetivo. Este año, la región de Creta ha presentado solicitud a la UNESCO para que Spinalonga sea declarada Patrimonio de la Humanidad.