Archivo de la categoría: arqueología

Los Gigantes de Mont’e Prama

Tal vez muchos conozcan uno de los símbolos de Cerdeña, los nuraghes, extraordinarias estructuras megalíticas de la Edad del Bronce, que han resistido al pasar del tiempo y han llegado hasta nuestros días, caraterizando todavía el territorio sardo con sus inconfondible fisionomía.

Menos conocido es el descubrimiento, ocurrido hace cuarenta años, de los “Gigantes” que una exposición, actualmente en curso en el Museo Arqueológico de Cagliari, está contribuyendo a dar a conocer al grande público.

Los Gigantes en el Museo Archeologico di Cagliari
Los Gigantes en el Museo Archeologico di Cagliari

Vamos a recorrer las etapas principales de este importante hallazgo: en el Marzo del 1974, en la localidad de Mont’e Prama, en el Oeste de Cerdeña, dos agricultores que preparaban el campo para la siembra, encontraron unos fragmentos de piedra calcárea, pero no le hicieron mucho caso, siendo algo que ocurría a menudo en la zona, cada vez que se removía la tierra con el aradro.  Así que, como siempre, los pusieron juntos a los restos que iban amontonando año tras año. Una mañana pero el propietario del campo, observando el cúmulo, notó una cabeza de piedra que asomaba desde los restos y pronto se dió cuenta de su significado arqueológico. Se avisaron las autoridades competentes y empezaron las excavaciones  del sitio. Entre 1975 y 1979 los arqueólogos sacaron a la luz hacia cinco mil fragmentos pertenecientes a grandiosas esculturas en arenisca, todas representantes figuras humanas en pie, de altura comprendida entre los 2 y los 2,5 metros. Años de trabajo han permitido la identificación de 24 figuras, además de 12 modelos de nuraghe y 13 bétiles.

Modelo de nuraghe
Modelo de nuraghe

Lamentablemente, el sitio a lo largo del tiempo ha sufrido muchas expoliaciones, inicialmente porque nadie se había dado cuenta de que las que emergían no eran simple piedras y fueron utilizadas como material de construcción. Es muy probable que algunas personas reconociesen el valor de los fragmentos y se los llevaron; por eso los estudiosos muchas veces han pedido que cualquier persona posea una de estas piezas, la entregue a la sobreintendencia.

Estatua de guerrero
Estatua de guerrero

¿Cual era il significado de estas esculturas? La mayoria de ellas (16) representa púgiles con guante armado y escudo curvo sujetado sobre la cabeza con un brazo; 5 representan arqueros con todo el armamento, el arco apoyado sobre el hombro y la mano derecha abierta en gesto de saludo o de rezo; 3 son guerreros con casco cornudo y coraza, escudo redondo en la mano izquierda y espada en la derecha. Las excavaciones han revelado que las esculturas estaban situadas en una necrópolis nurágica de sucesiva frecuentación púnica. La interpretación más aceptada es que los gigantes representen los antepasados de los difuntos, o héroes de las leyendas nurágicas, mientras que los modelos de nuraghes simbolizarían la identidad de la comunidad y los bétiles las construcciones llamadas “tumbas de los gigantes”, monumentos funerarios constituidos por sepulturas colectivas, que se encuentran en todo el territorio de la isla.

Estatua de púgile
Estatua de púgile

El elemento de los “gigantes de Mont’e Prama” que mayormente llama la atención son sin duda sus ojos, dos círculos concéntricos, que aportan a las estatuas una mirada magnética y severa a la vez, capaz de atraer al visitante y capturarlo completamente.

Detalle de los ojos
Detalle de los ojos

La historia de los gigantes todavía no ha terminado: a partir desde el año pasado se ha empezado de nuevo a escavar y los arqueologos están sacando a la luz nuevas esculturas, las últimas descubiertas el pasado mes de septiembre representarían dos sacerdotes y presentan una peculiaridad, calzan sandalias, mientras que las estatuas encontradas hasta ahora tienen todas los pies descalzos.

El hallazgo de las esculturas de Mont’e Prama tiene una importancia enorme no solo para la historia de Cerdeña, sino para todo el Mediterráneo, donde no hay nada similar; se trata de un descubrimiento único que está permitiendo reconstruir muchos aspectos de una cultura y de un pueblo que no ha dejado memoria escrita y que ha siempre sido envuelto por un halo de misterio. Actualmente se está planeando la construcción de un museo donde serán expuestas todas las esculturas en la ciudad de Cabras, a la que pertenece el sitio arqueológico.

Fuente: http://www.monteprama.it/                                                                 https://museoarcheocagliari.wordpress.com/category/monte-prama-2/

Imágenes: fotos pertenecientes a colección personal

Anuncios

File, la isla del tiempo

La isla de File se encuentra cerca de Asuán, al sur de Egipto. Se trata de un sitio ecepcional, bien por las estructuras arquitectónicas que siguen el estilo antiguo egipcio, bien por haber conservado hasta la Edad cristiana su función de centro religioso pagano. Su nombre en lengua egipcia significa “isla del tiempo”.

Isla de File.
Isla de File.

La isla fue sede del culto a la diosa Isis a partir de la época del faraón Taharqua (690-664 a.C.), mantenendo su importancia en Edad Ptolemaica y Romana. Además de Isis, en la isla se veneraban también Arensnufi (divinidad meroítica), Imhotep (considerado el dios de la medicina y de la sabiduría), Hathor (correspondiente a la Afrodita griega) y Harendote (otro nombre del dios Horus, hijo de Osiris, que quiere decir “el vengador de su padre”).

Uno de los ingresos del templo de Isis.
Uno de los ingresos del templo de Isis.

Hacia el 100 d.C. se construyó el Quiosco de Trajano, nunca acabado, pórtico rectangular con catorce columnas, destinado a albergar la sacra barca de Isis, con la cual cada diez días se transportaba la estatua de la diosa a la cercana isla de Biga, donde según la religión egipcia estaba sepultado su esposo Osiris.

Quiosco de Trajano.
Quiosco de Trajano.
Representación de la sacra barca de Isis.
Representación de la sacra barca de Isis.

Con el Edicto de Teodosio (380 d.C.), que prohibía los cultos paganos, el santuario de File benefició de una concesión de 100 años más: aquí se celebró la última ceremonia sacra de la cultura egipcia clásica, aquí el templo de Isis fue decorado en el 394 d.C. con el último jeroglífico, aquí en el 452 d.C. fue historiada la última inscripción en lengua demótica.

Los últimos jeroglíficos, 394 d.C.
Los últimos jeroglíficos, 394 d.C.

Los templos cesaron su actividad durante la época del imperador Justiniano (siglo VI); en el 535 el obispo Teodoro convirtió el templo de Isis en una iglesia dedicada a San Esteban. Cerca de la explanada enfrente del templo de Isis se encuentra el Nilómetro, un edificio que a través de una escalinata graduada permitía medir el nivel de las aguas del río Nilo. Una estructura parecida estaba también en la isla Elefantina.

800px-David_Roberts_Temple_Island_Philae

En el 1969 se empezó a desmontar y trasladar  los templos de File a la cercana isla de Agilkia, para evitar que fuesen sumergidos por las aguas del lago Nasser embalsadas por la presa de Asuán. Todos los edificios fueron desmontados en 45.000 bloques y reconstruidos respectando su posición originaria. Esta grandiosa obra, patrocinada por la UNESCO, fue posible gracias a la decisiva participación de Italia.

Los monumentos forman parte del conjunto de Nubia y Asuán, declarado Patrimonio de la Humanidad en el 1979. La isla de File actualmente queda sumergida bajo el lago Nasser.

BIBLIOGRAFÍA

CORTESE, Valeria y GUIDOTTI Maria Cristina. Antico Egitto. Giunti Editore, 2002.

La Isla de Asinara

La Isla de Asinara, situada al noroeste de Cerdeña, es una reserva natural y marina, declarada parque nacional en  1997.

Panorama de la isla
Panorama de la isla

Plinio el Viejo, en su obra Naturalis Historia, la llama Herculis insula (isla de Hércules), porque según el mito, la isla fue una de las etapas de los viajes del héroe griego. Este nombre atestiguaría también la presencia de los Fenicios, en cuanto el Hércules romano (Héracles para los Griegos) corresponde al dios fenicio Melqart y sabemos que los Fenicios frecuentaron por sus comercios la parte norte de Cerdeña.

Hay diferentes hipótesis sobre el origen del nombre Asinara: podría ser debido a la presencia de los asnos (asini en italiano), de variedad albina, que viven aquí de manera salvaje. Esta especie, que se encuentra casi exclusivamente en Cerdeña, está protegida y actualmente alcanza los 120 ejemplares. Según una hypótesis los asnos habrían llegado aquí a causa del naufragio de un navío de línea procedente de Egipto y dirigido a Francia, al final del siglo XVIII.  Aunque esta tesis resulta muy sugestiva, parece más probable que se trate de una especie autóctona, derivante del asno gris, por aparición del carácter del albinismo.

Parco_Asinara.jpg_370468210
Los asnos albinos

Otra conjetura relaciona el topónimo Asinara con el antiguo nombre que los Romanos dieron a la isla, por la forma de sus costas, Sinuaria. Y propio de la época romana data el significativo hallazgo de un pecio con su carga de ánforas destinadas al transporte del garum (salsa de pescado). En base a la tipología de ánforas, el barco, procedente de Lusitania (actual Portugal) y descubierto en el 1995,  puede datarse de entre el IV y el V siglo, en periodo tardo-imperial. Los restos arqueológicos se encuentran en la localidad de Cala Reale, a solo 6 metros de profundidad y por lo tanto bien visibles también desde la superficie.

relitto-cala-reale-asinara-anfore-720x400
El yacimiento subacuático de Cala Reale

En la parte sur de la isla, en la llanura de Fornelli, quedan todavía las ruinas del Castellaccio, fortaleza medieval sobre cuyo origen hay diferentes versiones: algunos la atribuien a la familia Malaspina, otros a los genoveses Doria, otros todavía al corsario Barbarroja. Cierto es que éste último, en las primeras décadas del siglo XVI, hizo de la Asinara la base de sus incursiones en el Mediterráneo y, según la leyenda, aquí habría escondido su tesoro. El recuerdo de Barbarroja, almirante otomano cuyo verdadero nombre era Khair al-Dīn, aún permanece vivo en la historia que cuenta de un niño sardo, Matteo, raptado por los moros mientras pastoreaba a sus ovejas en la isla, y llevado al Barbarroja, que se aficionó tanto al muchacho que lo adoptó y lo hizo educar por los mejores maestros árabes del tiempo. La tradición cuenta que Matteo se convirtió en un personaje muy importante en el mundo islamico, llegando a convertirse en rey de Alger.

240px-Barbarossa_Hayreddin_Pasha
Barbarroja en una imagen del siglo XVI (Museo del Louvre, Paris)
Asinara-Castellaccio
El Castellaccio

La historia más reciente de la Asinara, antes del reconocimiento juridico del parque, está vinculada con la cárcel de alta seguridad que se instaló en la isla en el 1885 y cerró definitivamente sus puertas en el 1998. Aquí estuvieron recluidos muchos detenidos mafiosos y terroristas de las Brigadas Rojas. En sus 112 años de actividad solo un prisionero consiguió escapar de la isla: Matteo Boe, en 1986.  Por eso la Asinara era considerada la “Alcatraz italiana”.

La cárcel
La cárcel

Aquí teneis un breve documental sobre la Isla de Asinara:

Bibliografía:

AA.VV. Asinara. Storia, natura, mare e tutela dell’ambiente. Carlo Delfino editore, 1993.

MARROCU, Salvatore. Hassan, il rinnegato.