Archivo de la categoría: Mar del Norte

Vinga y su faro

Dejando la ciudad sueca de Gothenburg por mar la última cosa que se ve es la pequeña isla de Vinga, larga apenas 1000 metros y ancha 500 metros. Forma parte de un archipiélago de una treintena de islotes en el Mar del Norte y la distancia que la separa del puerto de Gothenburg, que se encuentra justo en frente, es tan solo de diez millas náuticas. El elemento que más de todo llama la atención y que carateriza la isla, es el faro que aquí surge con su particular forma de pirámide, cuyo origen parece ser estrechamente relacionado con el propio nacimiento de la isla. De hecho, no existe ningún documento o referencia que hable de Vinga sin hablar de su faro. Así que no se sabe si hubo una fragmentación natural que dio lugar a la isla o si fueron las obras de construcción del faro que la generaron. Incluso el nombre de la isla no es muy claro, porque ha ido cambiando a lo largo del tiempo, pero debería proceder con  el verbo danés “hvinge” que significa “hacer ruido”y también “girar”, algo que hace referencia al viento que golpea la isla.

El faro de Vinga
El faro de Vinga

En realidad, el peculiar faro que se admira actualmente es el tercero levantado en Vinga. El primero fue construido en 1841, en piedra gris y roja, para ayudar a los barcos que entraban al archipiélago rumbo a los puertos de la zona, y fue el primer faro con lentes focales de Suecia. Un segundo se edificó en 1854 para que se diferenciara del faro danés de Skagen, añadiendole la baliza de madera en forma de pirámide y pintada de color rojo que todavía se ha quedado. Finalmente, con la tercera etapa, en 1890, se levantó una torre más del doble de alto.

Vista de la isla
Vista de la isla

Desde los años ’70 el faro está automatizado y la “pirámide” actualmente alberga un museo sobre las formas de comunicación por señales. En la isla se ubica también la casa museo de Evert Taube, uno de los más importantes músicos y compositor suecos, cuyo padre era farero. En 2007 la Administración Marítima Sueca, propietaria del faro, quiso desactivarlo pero tuvo que cambiar de idea por la protesta de los habitantes de todo el archipiélago, que lo consideran un icono, un símbolo de la zona.

Visitantes en la isla
Visitantes en la isla
Anuncios