Islas literarias

En la historia de la literatura, las islas, reales o imaginarias,  han sido a menudo protagonistas de novelas y cuentos más o menos conocidos. Esta página es  sobre ellas.

If

La pequeña isla de If, en la bahía de Marsella, conocida por su castillo-prisión, donde queda encerrado 14 años Edmond Dantés, protagonista de “El conde de Montecristo”, novela de Alexandre Dumas. El castillo fue edificado entre 1527 y 1529 como fortificación y empezó a ser utilizado como prisión a partir desde el siglo siguiente. En la novela Dantés consigue escapar escondendose en el saco donde estaba el cadaver del abate Faria, así que los carceleros lo lanzan al mar, y él reconquista su libertad. Ahora la prisión se ha convertido en un lugar de atracción turística y aun se pueden ver los graffitis y las inscripciones de los antiguos prisioneros que recubren los muros del castillo.

Isla de If y castillo.
Isla de If y castillo.

Spinalonga

La isla griega de Spinalonga hace de sugestivo escenario a la historia de los personajes de la novela “La isla”, de la escritora inglesa Victoria Hislop. El libro está centrado en la historia de una familia griega, cuyo destino se entrenza fortemente  con el de la isla y de su leprosario. El libro describe muy bien como se desarrollaba la vida diaria de los enfermos y como ellos podían mantenerse en contacto con sus familiares.

Portada de la novela "La isla"
Portada de la novela “La isla”

La Isla del Tesoro

Es probablemente una de las islas más famosas de la literatura mundial, sobre la cual está incentrada la historia de la novela homónima de Robert Luis Stevenson. El escritor tuvo la inspiración para su obra mirando un dibujo hecho por su hijastro Lloyd, que representaba una isla desierta.  La novela, publicada por primera vez entre 1881 y 1882, signa  una etapa fundamental de la literatura juvenil y de aventuras, y ha influido muchísimo en la imaginación colectiva hasta los tiempos actuales. Es suficiente pensar en el estereotipo clásico  del pirata con una sola pierna, acompañado por un loro, siempre en la búsqueda de un tesoro sepultado en una isla tropical. El  término “isla del tesoro” ha pasado a la lengua como una frase de uso común, igualmente que la X  a marcar la  posición del tesoro en el mapa.  El mismo Stevenson dibujó el mapa de la isla, que a menudo se ha intentado localizar. Por su semejanza se piensa que  la isla de Unst, en las Shetlands, haya sido la inspiración para la novela, también porque aquí el padre y el tío de Stevenson construyeron un faro y el escritor los visitó cuando era niño. Otro lugar que puede haber inspirado el autor es la Isla de Norman, en las Islas Virgenes Británicas, de la  cual  le habló, cuando era niño,  su tío marinero.

Mapa de la isla del tesoro, dibujado por R.L. Stevenson
Mapa de la isla del tesoro, dibujado por R.L. Stevenson

Guernsey

La isla de Guernsey es una colonia británica y forma parte de las Islas del Canal ( o Islas Anglonormandas), situadas en el Canal de la Mancha.  Aquí vivió en exilio el celebre escritor francés Victor Hugo, desde el 1855 hasta el 1870. Durante estos años terminó  “Los miserables” (1862)  y escribió “Los trabajadores del mar”, una novela completamente dedicada a la isla de Guernsey y a sus habitantes, cuya mayoria eran marineros. Hoy en día la casa donde residió Hugo, en la ciudad de St Peter Port, capital de la isla, es un museo administrado por París.

Portada de la novela "Les Travailleurs de la Mer"
eratura:  Portada de la novela “Les Travailleurs de la Mer”

 

 Mompracem

Nacida desde la imaginación del escritor Emilio Salgari,  la isla de Mompracem es el refugio de uno de los piratas más famosos de la literatura: Sandokan, el Tigre de Malasia, enemigo jurado de los ingleses.

Portada italiana  de "Los Tigres de Mompracem"
Portada italiana de “Los Tigres de Mompracem”

Salgari escribió la saga de los piratas de Malasia entre el final del siglo XVIII y el principio del siglo XIX,; los primos libros fueron publicados por entregas en el periodico La Nuova Arena, en Verona, su ciudad natal. A pesar de las descripciones y del conocimiento de paises exoticos que aparenta en sus novelas, en realidad Salgari no estuvo nunca en los lugares de que habla, ni tampoco viajó fuera de Italia en toda su vida. Todo su saber procedía de las fuentes históricas y geográficas que consultaba en las bibliotecas. Salgari cogió el nombre de Mompracem desde los mapas geográficos de final del siglo, pero no existe una isla con ese nombre. Algunos estudios más recientes sugieren que se Mompracem se pueda identificar con el arrecife coralino Ampa Patches, en las aguas de Brunéi.

La isla de Mompracem en un mapa
La isla de Mompracem en un mapa

No obstante el gran éxito que sus novelas han logrado hasta nuestros días, Emilio Salgari en vida no obtuvo nunca un reconocimiento adecuado y vivió costantemente en situaciones económicas dificiles, hasta morir suicida con el rito japonés del harakiri en el 1911.

Emilio Salgari
Emilio Salgari
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: